Arriba

La nueva ISO 45001 reemplazará a la OHSAS 18001

Los 5 principales cambios que se deben tener en cuenta son:

 

  1. Contexto de la organización: se deberá ampliar de forma considerable el alcance del sistema, lo que facilita la integración de la seguridad y la salud, incluyendo la calidad, la gestión energética, la continuidad del negocio y la seguridad de la información.
  2. Liderazgo y participación de los empleados: el compromiso y la participación de la gerencia toma un protagonismo claro en cuanto a la convicción por parte de la dirección de la necesidad de capacitar al personal en la materia.
  3. Planificación de seguridad y salud en el trabajo: al establecer los objetivos de seguridad y salud en el trabajo, es necesario que las organizaciones consideren los distintos recursos disponibles.
  4. Soporte y operación: la norma ISO 45001 exige que los objetivos de comunicación se encuentren perfectamente definidos y midan su efectividad.
  5. Evaluación de desempeño y mejora: el nuevo énfasis en el contexto de la empresa, los puntos de referencia deben considerar factores adicionales como requisitos legales, riesgos y oportunidades.

La mejora continua es el punto principal para todos los sistemas ISO. Los sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo deben identificar y responder a la no conformidad.

El nuevo estándar abandona la idea de llevar a cabo la acción preventiva como un concepto diferente. La prevención se convierte en un requisito fundamental del sistema.